Un recuerdo único con mamá

 



El momento de la propuesta es el comienzo de la creación de imágenes que les sirvan como recordatorio a todo ese proceso que los llevará a recitar ante el altar todos esos pensamientos de amor que se inspiran entre ambos. Pero no querrán dejar pasar también todas esas fotos con sus seres queridos, por eso, les dejamos algunas recomendaciones para que agreguen a las sesiones del vestido y del elegante traje algunas emotivas fotos con sus madres. 


Una sesión como ningún otra


Tener una sesión de fotos especial con mamá siempre valdrá la pena. Ella les ofreció todo para que pudieran crecer como personas de bien en un hogar donde no hiciera falta amor ni felicidad. La bondad de una madre es infinita, por eso no se cansará de velar por sus hijos y apoyarlos cuando sea necesario. 

Una forma de recordarla es preparando esa sesión con ella antes de la boda, así quedarán retratados todo esos momentos como que las ayuden a cerrar el vestido de novia, les hacen el nudo de la corbata o simplemente disfrutan de su cariño y compañía en ese día especial.

 

¿Cómo preparar esta sesión?


Esta sesión debe demostrar lo bella y especial que es su relación de la forma más natural. El primer paso para esto es analizar qué le resultaría más cómodo a ella. Basados en la personalidad de su madre y lo que se desee proyectar, platiquen sus propuestas al fotógrafo de boda y escuchen sus aportes para que cuando hablen con ella sean claros con lo que desean lograr.


Será un gran detalle que puedan complacerla con las tomas que ella sugiera para que se familiarice rápido con la cámara y no reprima sus emociones por pena.

Lugar y cuándo hacerla


Primeramente se debe definir el momento de la sesión para así evitar presiones innecesarias. Si deciden hacerla horas antes de la ceremonia podrían aprovechar el lugar donde se alista la novia y donde el novio se arrecha; eso podría facilitar la convivencia en uno de los momentos más emotivos tanto para los enamorados como para las madres.

También podría hacerse días previos de la boda para así enfocarse únicamente en eso sin estar muy apresurados. Cada vez son más las parejas que optan por esta opción debido a que es la más cómoda y les permite disfrutar del momento. 

Si prefieren hacer la sesión durante la celebración asegúrense de que sea en el mismo lugar o en uno cercano para que le dediquen el tiempo necesario. 


El estilo de las fotos


Esto dependerá de lo que hayan acordado con el fotógrafo y tomando en cuenta las sugerencias de la madre. Lo más indicado sería respetar las secuencias estilo documental pero sin dejar de captar las acciones espontáneas que enriquezcan la sesión

Si tienen más tiempo valdrá la pena hacer una sesión fotográfica con posados que representen todo el amor. Lo más importante es tener su compañía y respaldo en este día tan especial.


Les recomendamos que cuando se defina el estilo de las fotos traten de hacer sentir cómoda a la madre para que la sesión esté llena de naturalidad.


Un excelente regalo


Una sesión de fotos con mamá es una gran oportunidad para hacerle un regalo especial. Con este gran paso no solo ustedes están emocionados, ellas también se enfrentarán a un gran cambio en sus vidas. Tener el detalle de hacerlas parte de una sesión de fotos que se convertirá en un álbum o con la opción de enmarcarla será un fantástico obsequio.

Pueden usar algunas fotos con ellas para armar un video y así agradecerle lo mucho que trabajaron para que ese fuera el mejor día de sus vidas.

Foto y Video Los Ángeles quiere formar parte de este maravilloso momento con ustedes. Danos la oportunidad de darte la mejor sesión de fotos madre-hija. Contáctanos y entérate de nuestros increíbles precios.