Origen del Pastel de Bodas

Origen del Pastel de Bodas
Origen del Pastel de Bodas

Entre las tantas cosas a organizar en una boda, está el elegir un pastel que nos deje encantados, con rico sabor y de aspecto llamativo. Algunas parejas más clásicas quizá lo elijan menos llamativos, pero la mayoría no tiene idea de la historia del mismo ni cuándo comenzó a usarse. Te contamos un poco como comenzó todo y cómo fue transformándose a lo largo de su historia.

Aparentemente todo comenzó en la hermosa Roma, hace muchos siglos, donde originariamente se colocaba un pan sobre la cabeza de la novia, se partía y los invitados comían las migas; todo simbolizaba la fertilidad y se consideraba de buena suerte.De Roma nos vamos a Inglaterra. En el Siglo XII, aproximadamente, los invitados llegaban con  pequeños pasteles y los apilaban en una mesa para luego rociarlos con azúcar. Llegado el momento, los novios se besaban cerca del pastel, juramentando así su amor eterno, y luego repartían porciones a los invitados. Mucho más romántico que en la época romana, ¿no?

Llegamos a la actualidad sin demasiada variación.

El pastel de boda actualmente se coloca en una mesa especialmente adornada y en primera plana, para que sea una de las primeras cosas que los invitados vean al llegar a la fiesta. La tradición indica que debe ser cortado por los novios y entregados por ellos a cada invitado como símbolo de cuidado mutuo; es también, simbólicamente, la primer comida compartida entre ellos, aunque el pastel se coma al final de la celebración. ¿No es una hermosa historia? 

Hoy en día el pastel de bodas es tan importante como el vestido de novia, el traje del novio o la ceremonia, así como la fiesta, o elegir a excelentes profesionales para que los recuerdos fotografiados  y filmados sean impecables y duren para siempre. Para eso, ponemos a su disposición un grupo de expertos en Avenida Studios para capturar todos tus momentos especiales.